RADAR POLÍTICO

24

OPORTUNA RESPUESTA…

La emergencia sanitaria que representa la pandemia mundial del COVID-19 que ha dejado un terrible saldo de muerte en Europa y mantiene en un drama extremo a países como Italia, España y ahora también Francia, confirma que en México no debimos confiarnos y que las autoridades federales debieron asumir mucho antes, medidas para afrontar la contingencia y no el esperar hasta un punto en el que se vislumbra un escenario sumamente grave como el que parece llegará de manera inevitable la próxima semana.

En Hidalgo se adelantaron algunas disposiciones y no faltó quien calificó como exageradas las medidas y hasta acusaron de protagónicos al gobernador y a sus funcionarios, pero el tiempo dio la razón, como también se lo dio a la presidente municipal de Pachuca, al confirmarse que lo mejor era estar preparados y al mismo tiempo reducir la actividad comercial y en la prestación de diversos servicios priorizando la salud antes que cualquier otro interés.

Algunos cambios fueron necesarios incluso en el gabinete y en otras áreas del sector salud para poner orden y qué bueno que se hizo, porque si no se hubiera hecho quizás estaríamos peor. Por ello también resultaría positivo aclarar si en efecto se dio la destitución de la doctora Georgina Romo Hernández como directora del Hospital del Niño DIF-Hidalgo y su sustitución por la doctora Mónica Langarica Bulos el sábado 28 de marzo. Apenas unas horas antes se había denunciado en redes sociales que por no adelantar un pago de mil pesos, un bebé no había sido recibido en el nosocomio pese a tener un cuadro de neumonía y taquicardia. Más tarde el mandatario informaría que un bebé de 5 meses estaba en observación por posible coronavirus.

POSITIVO…

La supuesta destitución de Georgina Romo como directora del Hospital del Niño DIF se dio después de un recorrido que el gobernador Omar Fayad Meneses realizó por el nosocomio para verificar su atención; esa fue la última actividad pública del mandatario, antes de que al medio día del sábado, él mismo informara que después de haberse sometido a las pruebas médicas correspondientes, había dado positivo al COVID-19 y dar a conocer que se sometería a cuarentena en casa y que desde ahí seguirá coordinando las acciones de gobierno para controlar la epidemia en Hidalgo.

Omar Fayad fue el primer gobernador en contraer la infección y un día después se informó que también lo hizo el titular del ejecutivo del estado en Tabasco, Adán Augusto López Hernández, situación que desató miles de comentarios en redes sociales, muchos de apoyo y buenos deseos para recuperar su salud y otros de odio e incredulidad entre quienes para convencerse de que la pandemia es real, quisieran ver morir a casi todos a su alrededor.

Conocido el diagnóstico del gobernador Omar Fayad, ahora resulta fundamental que se practiquen las pruebas y análisis correspondientes a todos los integrantes del gabinete y a colaboradores cercanos del mandatario, porque de su salud depende en gran parte que las acciones del #OperativoEscudo resulten con éxito y porque es a ellos a quienes en ausencia del ejecutivo les corresponderá coordinar la atención médica y de servicios a todos los hidalguenses en la etapa crítica de los siguientes días, como es el caso del encargado de la Secretaría de Salud, Alejandro Efraín Benítez Herrera.

DECISIÓN DE ESTADO…

En medio de la incertidumbre que representa la grave situación en materia de salud, avanzan los tiempos correspondientes al proceso electoral en Hidalgo, por lo que partidos políticos y algunos de los aspirantes a ser candidatos independientes por la vía independiente, se han pronunciado en favor de que se posponga la elección y así se lo han pedido a los organismos electorales.

Pero no es tan fácil, el Instituto Nacional Electoral aprobó la suspensión de plazos electorales y sesiones virtuales, pero ello no implica que se posponga la elección del 7 de junio para presidentes municipales e integrantes del Ayuntamiento, pues las cifras de la pandemia hacen pensar que aun se está en posibilidad de que sea factible realizar la jornada el día previsto para la jornada, según lo explicó ante medios de comunicación el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello.

El funcionario ha precisado que no se puede aplazar la elección hasta tener todos los balances del sector salud y que si la medida se asume sea como una decisión de estado, de envergadura que debe ocurrir bajo esa premisa, por lo que se están haciendo los análisis correspondientes para una determinación que no es nada más del INE, sino también de otras instituciones, sobretodo de los estados involucrados.

2 DE AGOSTO…

El INE ya dijo que no, por ahora y hay documentos que así lo señalan, los que servirán para que –según los enterados-, los partidos políticos acudan ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación buscando que el aplazamiento sea por orden de los magistrados, lo que es viable si los comicios se realizan antes del relevo en los ayuntamientos que debe ser a más tardar el 5 de septiembre.

Según ha trascendido otra propuesta que se ha realizado ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo que preside la consejera Guillermina Vázquez Benítez, es que la elección se realice el domingo 2 de agosto para tener resultados a más tardar el día 5 y que en los siguientes 30 días se esté en posibilidades de tramitar y resolver los correspondientes medios de impugnación ante el Tribunal Electoral local que encabeza la magistrada María Luisa Oviedo Quezada.

Cierto es que en este momento la prioridad es la salud, pero ya es tiempo de que los diputados al Congreso del Estado que se están tomando un largo descanso con motivo de la cuarentena, junto con magistrados y consejeros electorales, así como Secretaría de Gobierno y partidos políticos, se sienten con el INE a tomar esa determinación de Estado en relación a las elecciones en Hidalgo.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

https://joelsan.wordpress.com