HABEMUS PREJIDENTE…

17

La fecha llegó, las casillas fueron testigos de la elección que se realizó y los mexicanos conocemos a quien habrá de tomar posesión de la presidencia de la República el 1 de diciembre; Andrés Manuel López Obrador, dejó de ser el “presidente legítimo” de México.

Me causa inmensa alegría que mi pueblo mexicano haya estado, incluso desde horas antes de la instalación de las casillas, listos para emitir su voto; se redujo el abstencionismo, cada uno eligió a quien le pareció la mejor opción, y para la mayor parte del electorado lo fue AMLO.

Pero aún no empieza el trabajo para López Obrador, el gobierno actual aún tiene suficiente tiempo para hundir más el barco; lo que implica que quien nos lleve a “convertirnos en Venezuela” sea Enrique Peña Nieto, por el placer de ver cómo se le dificulta el rescate de México al viejito loco.

Como ciudadano, lo que más anhelo cumpla el líder de MORENA, es el eliminar la pensión a los expresidentes porque no es posible que después de lo que robaron durante sus respectivas administraciones, continúen siendo vividores del erario.

Algo muy importante, es que como lo establece la ley, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) pierdan el registro para que no puedan permanecer en el Congreso del estado de Hidalgo.

Ojalá que el dinero que se destinaba para esos partidos, sea invertido en la educación, en edificar escuelas, en mobiliario para aquellas de escasos recursos; en construir caminos para que quienes tienen que viajar desde lejos para aprender, lo hagan por lo menos más fácil.

La victoria de AMLO tiene por lo menos dos grandes significados, el primero de ellos, que por cierto deben comprender los políticos, es que el pueblo tiene aún el poder sobre quienes son sus representantes; y el segundo, que los mexicanos podemos unirnos, que tenemos la fuerza para hacer de México, un país mejor.

En Hidalgo, lo único que nos debería preocupar, es que el cacique Sosa ahora sea quien mueva las piezas del tablero de ajedrez, ya que sus candidatos están al frente en las senadurías y diputaciones. La Universidad es la verdadera mafia del poder.

Por lo pronto, la mayoría de los candidatos del PRI pueden irse a descansar; ah, y se debería tener cuidado con el SNTE de Hidalgo, pues tienen la intención de revisar las actas de las votaciones, pretenden encontrar errores en favor del Partido Nueva Alianza y para ello pondrán a trabajar a los profesores incuso de noche.

Amenazo con volver.

guillermobello_oficial@outlook.com